El uso de las tecnologías y digitalización de todo dato pone en riesgo la delicada información de pacientes y servicios de salud que cibercriminales usan para delinquir

GUADALAJARA, JAL.– Los ciberataques no solo son problemas comunes de bancos, empresas, gobiernos e instituciones, ahora los hospitales son también blanco de criminales que quieren la información sensible sobre los usuarios de centros de salud.
Este reto obliga a los profesionales del sector salud, desde enfermeros hasta ingenieros en sistemas, a comprender y aprender la importancia de cuidar el acceso a la información y uso de tecnología en lugares como clínicas, hospitales y laboratorios.
Para el Dr. Carlos Jarero González, académico de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) y Médico especializado en el desarrollo de tecnologías de la información en salud, este es un tema urgente, ya que los hackers podrían interesarse en los informes clínicos de los pacientes, y ni las instituciones, ni el personal, están preparadas para los ciberataques.
“Ni los hospitales se salvan de los ciberataques; el robo de información delicada es cada vez más sencilla, y más si no estamos preparados y no nos educamos en la importancia de proteger nuestros dispositivos. Todos los dispositivos digitales ya están en riesgo”, dijo.
Un ejemplo de los dispositivos que son vulnerables a hackeos son los marcapasos, al estar conectados con un dispositivo digital externo, explicó durante su conferencia “Seguridad, privacidad y ética en el manejo de herramientas tecnológicas en la atención de enfermería”, durante el IV Congreso Nacional de Enfermería de Salud Zapopan, que se realizó en la UAG.

Consecuencias.
El Dr. Jarero González compartió que hospitales en Estados Unidos ya han sufrido ataques de cibercriminales que tratan de robar información.
“De continuar esto podría llevar a pérdidas económicas, mortalidad elevada y otras complicaciones”, añadió.
Los ciber criminales tienden a realizar esta clase de ciberataques:
Phishing: a menudo enviados a través de correo electrónico intentan engañar a las personas para que proporcionen información confidencial o credenciales de inicio de sesión. La mayoría de los ataques son “ataques masivos” que no están dirigidos a un objetivo, sino que se envían en masa a una amplia audiencia.
Ransomware: robo de software o “computadora”, en otros casos es secuestro de computadoras, en el que los cibercriminales exigen un pago por la liberación del equipo.
Recomendaciones
De acuerdo con el experto, para que los centros de salud eviten ser víctimas de ciberataques deben seguir las siguientes recomendaciones:
Tomar la ciberseguridad como responsabilidad de todos.
Educar al personal sobre la importancia de la ciberseguridad.
No ejecutar programas desconocidos
Crear contraseñas seguras de más de 20 caracteres.
No aceptar servicios y programas “gratuitos”.
Tener antivirus y actualizaciones constantes.
No dejar abiertas las sesiones.
Hacer caso a las recomendaciones de los equipos de TI.
Reportar incidentes de seguridad.